Deutz

Deutz 200 D 16FL

A fines de la década de 1950, Klöckner-Humboldt-Deutz era la mayor productora de tractores de la República Federal Alemana y el mayor productor mundial de motores. De su planta salían más de 50 versiones de motores diesel con potencias que oscilaban entre 5 y 3000 hp.

Deutz formaba parte del consorcio industrial Klöckner, uno de los más importantes vinculados a la producción siderúrgica y metalúrgica del país germano. Sus actividades iban desde la extracción de mineral en bruto –hierro y carbón- hasta la elaboración de motores y piezas de precisión. En sus fábricas, empleaba más de 70.000 operarios.

Por su parte, La Cantábrica S.A.M.I.C., era una de las empresas de mayor trayectoria en el rubro metalúrgico en nuestro país y una de las más importantes productoras de implementos metálicos de América Latina. Sus orígenes se remontaban a 1902 y con el paso del tiempo sus actividades sumaron la fabricación de maquinaria agrícola, rubro en el que logró destacase por su solidez y eficiencia.

Ambas empresas decidieron aunar sus esfuerzos para producir tractores en el país y se fusionaron en DECA S.A., sociedad constituida el 21 de mayo de 1959.

Camiones y buses Deutz argentinos

En 1967, una vez sancionado el régimen que promocionaba la fabricación de camiones de más de 8 toneladas, el Gobierno nacional aprobó el proyecto presentado por DECA para producir en el país camiones pesados y chasis de ómnibus para larga distancia de la marca Magirus-Deutz.

En 1968 la Secretaría de Industria y Comercio aprobó los planes de fabricación de los camiones de cabina frontal modelos 200 D 16FL y 200 D 16FS y los ómnibus 150 L 12 y 200 RS 12. La producción se inició muy modestamente en 1969. Ese año se fabricaron 36 unidades del ómnibus 150 L 12, 12 del 200 RS 12 y 9 camiones 200 D 16FL.

Deutz Omnibus_L150
Ilustración publicitaria del ómnibus L 150, uno de los primeros de la marca alemana fabricados en el país.

Los camiones estaban equipados con el motor tipo diesel F8L 413 de ocho cilindros en V, 11.296 cc y 220 hp (SAE). Las cabinas rebatibles se ofrecían en versiones simple (estándar) y dormitorio con dos literas (de lujo) en la que se incluía calefactor, asientos anatómicos regulables, cinturones de seguridad, mesa bandeja, ropero y ventilación en el techo regulable de cinco posiciones.

El modelo 200 D 16FL disponía de una distancia entre ejes de 4800 mm y una capacidad de carga de 10.325 kilos, mientras que en el 200 D 16FS la distancia era de 3500 mm y su capacidad de 10.175 kilos. Posteriormente fueron incorporados los modelos 200 D 24FS (1970) y 200 D 24FK (1971), con doble eje trasero y una capacidad de carga de 16.500 y 16.880 kilos, respectivamente.

Fin del acuerdo con DECA

A mediados de los años 70, cambios societarios de la casa matriz en Europa afectaron la continuidad de la marca en nuestro país y, como consecuencia, el acuerdo entre DECA y Magirus-Deutz quedó sin efecto. La producción de camiones fue discontinuada en 1976, luego de haber producido un total de 825 unidades.

Sin embargo, el cese de producción de camiones no afectó la continuidad de la empresa que mantuvo la fabricación de ómnibus hasta fines de la década de 1970 y de motores diésel para camiones y buses, cuya producción se extendió hasta mediados de los años 90.

La alianza Deutz-Agrale

En 1992, luego de una pausa productiva de más de 10 años, se presentó el Deutz-Agrale Dynamic, producto desarrollado conjuntamente con la empresa brasileña Agrale, encargada del diseño y provisión de la cabina.

Deutz Argentina fue responsable del desarrollo del motor, chasis y demás elementos mecánicos. Equipado con el motor Deutz F4L 913, refrigerado por aire, el camión ofrecía una alternativa válida para el transporte de grandes cargas a un bajo costo operativo.

El Deutz-Agrale Dynamic
Deutz-Agrale Dynamic. Mecánica argentina, carrocería brasileña. Un acuerdo de cooperación e integración de comienzos de los años 90.

En 1995, se sumaba el modelo Stark a complementar la gama. Mientras que el Dynamic abarcaba el segmento de los más livianos, el nuevo camión se metía de lleno en el segmento de las cargas más pesadas.

La sociedad entre Deutz y Agrale se mantuvo hasta 1998.

En paralelo a los camiones, Deutz Argentina producía en su planta de Haedo motores diésel para diversas aplicaciones además de las automotrices, entre ellas a agrícolas, construcción, minería y grupos electrógenos.

En 1996, Deutz Argentina fue adquirida por el Grupo AGCO, un consorcio mundial creado en 1990 con la adquisición-fusión de Deutz Allis Corporation y Kloeckner-Humboldt-Deutz AG (KHD). Dos años más tarde se fundó Deutz AGCO Motores, un joint-venture entre AGCO Argentina y Deutz de Alemania.

La histórica planta de Haedo cerró sus puertas a comienzos de 2019. La producción de AGCO Argentina SA se concentró en la nueva fábrica de tractores de General Rodríguez, inaugurada en 2013.

En el mundo. Adquirida por IVECO

A mediados de los años 70, la casa matriz de Magirus-Deutz entabló negociaciones con Fiat Veicoli Industriali para proveerle de motores al fabricante francés de camiones Unic. Estos acuerdos derivaron en la creación, a partir del 1 de enero de 1975, del consorcio industrial europeo IVECO (Industrial Vehicles Corporation), una asociación integrada por Fiat Veicoli Industriali (Turín, Italia), Lancia Veicoli Speciali (Bolzano, Italia), OM (Brescia, Italia), Magirus-Deutz (Ulm, República Federal Alemana) y Unic (Trappes, Francia).

IVECO absorbió parcialmente a Magirus-Deutz y, en 1992, la adquirió por completo. La nueva sociedad continuó la producción de los camiones alemanes bajo la denominación IVECO-Magirus.

Notas relacionadas

Deutz-Agrale Stark. Ver nota.
Foto de apertura: gentileza Camión Argentino