Renault

Unidad Renault 100.000 producida por IKA

A principios de mayo de 1959 la Régie Nationale des Usines Renault e Industrias Kaiser Argentina (IKA) alcanzaron un principio de acuerdo para producir el Dauphine en nuestro país. Los planes de fabricación anunciados estimaban 5200 unidades para 1960, cifra que treparía a 15.000, cinco años más tarde. El acuerdo de cooperación técnica otorgaba a IKA el derecho de construir en un futuro otros modelos Renault, según lo requiriese las necesidades del mercado argentino.

La fabricación del Dauphine se inició el 12 de julio de 1960. Su éxito inicial fue apuntalado en 1962 cuando se lanzó el Gordini, una versión con mayores prestaciones. La presencia de la marca se afianzó en 1963 cuando IKA presentó el segundo modelo de origen francés, el Renault 4L.

Al año siguiente la venta de estos tres automóviles alcanzó las 20.857 unidades, mientras que el total producido por IKA fue de 50.042 vehículos. Al finalizar 1965 se habían producido 87.435 unidades de la línea Renault, un 28 % de todo lo fabricado por Industrias Kaiser Argentina desde que inició su actividad en 1956.

En julio de 1966, un Renault 4L se convirtió en la unidad 100.000 de la marca francesa producida por IKA. Esta cota de producción fue obtenida en mucho menos tiempo que otros poseedores de licencias de la marca, inclusive, de países con mayor potencial industrial. Este hecho marcaba la importancia que había adquirido Renault en el mercado argentino.

IKA-Renault

El crecimiento de la participación de los automóviles Renault en el total de la producción y ventas de IKA coincidió con la decisión de Kaiser Corporation de retirarse definitivamente del mercado automotor. Así se inició un largo proceso de negociaciones que culminó en octubre de 1967, cuando la empresa francesa adquirió la mayoría del paquete accionario y se constituyó IKA – Renault.

A partir de entonces el control de la sociedad quedó en manos de la marca francesa. La progresión de modelos Renault se acentuó con el lanzamiento del R-6, en 1970, y del R-12, en 1971.

El proceso se completó cuando en 1975 los europeos absorbieron la totalidad de la sociedad para dar nacimiento a Renault Argentina.

Renault 12 IKA 600.000
En 1975 un Renault 12 se convirtió en la unidad 600.000 producida en la planta de Santa Isabel.
En los 80

Renault afrontó el desafío de los años 80 con un fuerte plan de inversiones que tuvo como objetivos actualizar la histórica planta de Santa Isabel para lanzar nuevos modelos y renovar los que aun se mantenían en producción.

La primera respuesta de la marca del rombo se concretó en 1979 con el lanzamiento de la renovada línea Torino integrada por la cupé ZX y el sedán GR. Por entonces, este histórico modelo pasó a llamarse por primera vez “Renault Torino” y era el único de origen no francés en producción.

La línea de fabricación se completaba con los históricos R-4, R-6 y R-12. La apertura de las importaciones permitía completar y actualizar la gama con modelos de las plantas europeas. Renault importó al país los modelos de automóviles R-5, R-20 y R-30 y los camiones franceses TR-28 y GR-231.

La respuesta de Renault frente al nuevo escenario no se haría esperar. En abril de 1981 fue presentado el R-18, modelo que significaba un salto cuantitativo y cualitativo en la historia de la marca en el país. Un año después comenzó a producirse el Renault Fuego, cupé derivada de ese modelo que tuvo la desafiante misión de remplazar al emblemático Torino como modelo deportivo de la marca.

Montaje del Renault 18
El Renault 18 fue la respuesta de la marca al desafío de los importados. Comenzó a producirse a fines de 1980.

A mediados de 1983, un Renault 18 GTL se convirtió en la unidad 1.000.000 producida en Santa Isabel, la mítica planta industrial construida por Industrias Kaiser Argentina (IKA).

Durante los años 80, Renault remplazó por completo a sus históricos modelos y solo mantuvo en producción al R-12, cuya sostenida demanda desaconsejaba su remplazo. En 1984 se despedía de la fábrica cordobesa el R-6 y en 1987 le llegaba el turno al R-4. Mientras tanto, la marca del rombo actualizó su oferta con dos nuevos modelos: el R-11 en 1984 y el R-9, en 1987. A mediados de 1986, Renault lanzaba el Trafic.

Esta actualización y diversificación de la oferta le permitió a Renault convertirse en la marca líder en producción y ventas del país durante la segunda mitad de los años 80.

Antes de finalizar la década se presentaba el R-21, posicionado como la alta gama de la marca.

Los 90, nuevos desafíos

Renault Argentina inició la década de 1990 con el desafío de mantener el liderazgo entre las marcas de producción nacional. Replicando lo realizado por Fiat y Peugeot en los años 80, en 1992 la compañía francesa delegó en un grupo empresarial local las operaciones de industrialización y venta de vehículos Renault en Argentina.

A partir de entonces, y bajo el control de CIADEA S. A. (Compañía Interamericana de Automóviles), se produjo una renovación en la oferta de modelos del rombo.

En los primeros años de la década fueron discontinuados los Renault Fuego (1992), R-18 (1993) y R-11 (1994). Mientras tanto, el veterano R-12 se mantuvo en producción hasta fines de 1994 para retirarse con gloria luego de producirse 444.045 ejemplares.

CIADEA mantuvo hasta 1996 en producción al R-9 y al R-21 y encaró una renovación de modelos con la llegada, en 1993, del R-19. La actualización de la gama prosiguió en 1996 con la puesta en producción del Clio.

A partir de junio de 1997, Renault retomó el control de sus operaciones en Argentina y recuperó la antigua denominación social de Renault Argentina S.A. Este cambio societario se reflejó de inmediato con la llegada de la gama Mégane que remplazó al Renault 19.

Encarando el nuevo milenio

En el último año de la década entró en producción en Santa Isabel el Kangoo, otro de los grandes éxitos de la marca, y en marzo de 2000 el nuevo Clio II rejuvenecía la gama de productos nacionales. En abril de ese año un Kangoo se convertía en la unidad 2 millones fabricada en la planta de Córdoba.

Mientras tanto, la oferta se completaba con modelos importados como Twingo, Scénic, Laguna, Express y Máster que provenían desde las plantas europeas y de la nueva fábrica brasileña.

En 2006, al cumplirse 50 años de la inauguración de la línea de producción de Santa Isabel, Renault organizó una caravana conmemorativa donde participaron vehículos de todas las marcas producidas en la fábrica desde 1956.

En la segunda mitad de la primera década del nuevo siglo llegaba el Symbol (2008) y en 2010 el Fluence, un producto desarrollado por la firma coreana Samsung Motors, adquirida por Renault.

El cese de producción del Clio Mio en 2016, marcó el final de los productos de origen genuinamente Renault fabricados en el país. Ese año comenzó la producción nacional de los modelos Sandero, Sandero Stepway y Logan, todos derivados de la rumana Dacia. A partir de 2018, a través de la alianza Renault-Nissan-Mitsubishi, se sumó a la línea de montaje la pick up Frontier de la marca japonesa. Como parte de esta alianza, el 21 de octubre de 2020 comenzó a fabricarse el modelo Alaskan, primera pick up de 1 tonelada de la marca.

FSI Auto 3 millones - Renault Argentina
En febrero de 2016, un Fluence GT line se convirtió en la unidad 3 millones producida en Santa Isabel.
Más de tres millones de unidades

El 12 marzo de 2020 se celebraron 65 años de la colocación de la piedra fundamental que marcó el comienzo de la construcción de la fábrica cordobesa que hoy posee Renault. En abril de 1956 salió de sus líneas de montaje el primer Jeep nacional fabricado por Industrias Kaiser Argentina (IKA). Desde entonces, más tres millones de vehículos, de 33 modelos diferentes, dieron vida a una extensa cronología que continúa con los Renault Sandero, Logan y Nuevo Kangoo y con las pick up Nissan Frontier y Renault Alaskan.

Notas relacionadas

Historia del Renault Dauphine/Gordini. Ver nota
Historia del Renault 12. Ver nota
Historia del Renault 18. Ver nota