Dodge

Julio Fevre y Dodge

En 1910, Julio Fevre fundó Julio Fevre y Cía., empresa dedicada a la importación de automotores de las marcas francesas Mors, Aries, Delahage y Berliet. Seis años más tarde obtuvo la representación exclusiva en Argentina de la empresa Dodge Brothers y comenzó con la importación de automóviles y camiones Dodge.

La marca, que ya era la tercera en importancia en Estados Unidos, logró una rápida aceptación en el mercado argentino. Inicialmente, se importaban modelos en versión sedán, automóvil de turismo y un utilitario denominado “automóvil comercial enrejado” que se comercializaban a $3.650, $4.300 y $3.900, respectivamente. Hacia 1927 la gama se había ampliado a los modelos Doble Pheaton Standard y Especial, Voiturette Sport, Doble Pheaton Standard, Sedán Especial, Sedán de Lujo, Sedán Señor, Cupé Especial y Cabriolet Señor.

Por su parte, en 1927 Resta Hermanos, una empresa de capital totalmente argentino, obtuvo de Chrysler Corporation la autorización para representar la marca en Argentina. En el X Salón del Automóvil, realizado en diciembre de ese mismo año, presentaba la nueva línea integrada por los modelos 72, 8 cilindros, Imperial 80 y Gran 62.

Palacio Chrysler

El 1 de diciembre de 1928, Resta Hermanos inauguró oficialmente un impresionante edificio construido especialmente para exposición y ventas de vehículos Chrysler en la actual avenida Figueroa Alcorta al 3300 en pleno barrio de Palermo Chico. El edificio, denominado “Palacio Chrysler”, ocupaba toda una manzana, contaba con un amplio salón de exposiciones que ocupaba todo el frente del edificio. En la parte posterior se encontraban las oficinas administrativas y los talleres de montaje y fabricación de repuestos que completaban la superficie de la planta baja. En el piso superior se encontraban los talleres de retoque y terminación y depósito de unidades para su entrega.

Palacio Chrysler
Emplazado en pleno barrio de Palermo Chico, el Palacio Chrysler funcionaba como establecimiento de montaje, pruebas y comercialización. Se destacaba por su imponente pista peraltada construida en la terraza.

Sin embargo lo que más llamaba la atención del edificio era la impresionante pista de pruebas circular y peraltada construida sobre la terraza, la primera y única de su tipo en toda Sudamérica. La pista, denominada Estadio Olimpo, tenía como principal finalidad realizar las últimas pruebas a las unidades terminadas, pero también era utilizada como lugar de reuniones sociales y deportivas. Tenía una extensión de 1730 metros y tribunas con capacidad para 3000 espectadores.
En 1928, al incorporarse Diego Basset a la compañía de Julio Fevre, la empresa cambió su nombre por el de Fevre y Basset. Poco tiempo después, en 1931, Fevre y Basset adquirió la firma Resta Hnos., distribuidora de los productos Chrysler.

Montaje de las primeras unidades

En 1932 comenzó el montaje de autos y camiones en el Palacio Chrysler. Dos años más tarde, la empresa cambió una vez más su razón social por la de Fevre y Basset Limitada S.A.I.C. y mantuvo la producción e importación de los productos Chrysler, Plymouth, Dodge y los camiones Fargo.

En poco tiempo las ventas se triplicaron y en 1937, el vicepresidente de Chrysler Corporation, W. Leyland Mitchell, de visita en nuestro país, auguró un gran futuro a su empresa y al sector automotriz argentino en general.

Este crecimiento se vio interrumpido abruptamente al estallar la Segunda Guerra Mundial. Debido a la falta de insumos, las operaciones productivas debieron ser suspendidas.

En el ínterin, la planta de montaje había quedado “atrapada” por la urbanización que se desarrolló a su alrededor. Entre 1948 y 1950 Fevre y Basset construyó su nueva planta de montaje en unos terrenos de 38 hectáreas ubicados en la localidad de San Justo, provincia de Buenos Aires. Finalizada la edificación, se realizó la mudanza de instalaciones y equipos del Palacio Chrysler para poner en funcionamiento la planta. A pesar del esfuerzo realizado, la producción se vio dificultada por una serie de restricciones a la importación de insumos y en un intervalo de casi cinco años le empresa estuvo paralizada.

A partir de 1957, y durante un plazo muy breve, se comercializaron los camiones medianos Krupp y unas pocas unidades del Volkswagen “Escarabajo”. Este vínculo resultó una verdadera premonición de lo que ocurriría casi 30 años después.

Producción nacional

La fabricación nacional fue producto de un acuerdo de asociación entre Fevre y Basset y Chrysler International. Los primeros Chrysler argentinos fueron la Pick Up D-100 y el camión D-400, lanzados en 1960. Paralelamente, avanzaron los trabajos para el lanzamiento del primer automóvil de pasajeros que se comenzó a producir en 1962 con la denominación Valiant V200, un compacto de origen norteamericano. Ese año, se fabricaron 4500 automóviles y 5500 camiones.

Al mismo tiempo, comenzaron a producirse cajas de velocidades destinadas a vehículos propios y de terceros. Entre 1962 y 1964 se fabricaron 27.000 cajas.

En 1963, el Valiant evolucionó con la incorporación del motor Slant Six de 3687 cc y pasó a denominarse Valiant II. La línea volvió a cambiar en 1964 con una nueva carrocería y la denominación Valiant III. Esta carrocería fue re-estilizada a partir de 1966 para dar nacimiento al Valiant IV.

Mientras tanto, las líneas de pick ups y de camiones también se actualizaron ofreciéndose con las marcas Dodge, Fargo y De Soto, con leves variantes en las motorizaciones, equipamiento y capacidad de carga.

Montaje_Valiant_1965
Montaje de una carrocería de Valiant III en 1965.

El 29 de noviembre de 1965, Fevre y Basset y Chrysler International se fusionaron en Chrysler Fevre Argentina S.A.I.C. La planta de San Justo ocupaba una superficie de 100.000 metros cuadrados integrada por los sectores de estampado, motores, transmisión, pintura y montaje.

En 1970 se agregó el sector de matricería. El personal ocupado por la empresa llegaba a las 3000 personas. Ese mismo año se adquirió la planta de Monte Chingolo que había pertenecido a la desaparecida SIAM Di Tella Automotores. Las instalaciones fueron reacondicionadas para la producción de camiones, pick ups y el nuevo Dodge 1500.

La era Dodge

La línea Valiant fue reemplazada por completo a fines de 1968 con el lanzamiento de un nuevo modelo de dimensiones más grandes basado en el Dodge Dart norteamericano.

En 1971, con la producción del Dodge 1500, Chrysler se convirtió en la primera empresa norteamericana en lanzar al mercado argentino un modelo mediano.

Durante la década del 70 se mantuvo la producción de camiones y pick ups. En 1970, la línea Dodge incorporó la versión cupé (GTX) y en 1978 el Dodge 1500 recibió una actualización agregándose también la versión rural.

Al iniciarse 1978, la producción total de Chrysler Fevre Argentina había superado las 295.111 unidades desde 1960.

Mientras tanto, la casa matriz atravesaba por una situación crítica. Como parte de su re-estructuración se tomó la decisión de desprenderse de algunas filiales en Europa y Sudamérica. En 1979 se anunció la adquisición del paquete accionario de la empresa por parte de Volkswagen, que finalmente se concretó el 5 de mayo de 1980 con la constitución de Volkswagen Argentina S.A.

A excepción del Dodge 1500, que pasó a denominarse VW 1500, se discontinuó toda la línea de vehículos Dodge.

El regreso de Chrysler

En 1996 se produjo el retorno de Chrysler al país. Con una inversión de 170 millones de dólares se levantó en la localidad de Ferreyra, Córdoba, una planta destinada a la producción del Grand Cherokee y el Cherokee.

La planta fue inaugurada en 1997, pero fue desactivada muy pocos años después al producirse la fusión internacional de Mercedes-Benz y Chrysler y la posterior creación de Daimler-Chrysler Argentina.

Jeep_Cherokee
El regreso de los 90. El Jeep Cherokee se produjo en una nueva planta edificada en Ferreyra, Córdoba.

En enero de 2008, a partir de la separación con Mercedes-Benz, la empresa pasó a denominarse Chrysler Argentina S.R.L. y asumió la comercialización de las marcas Chrysler, Jeep y Dodge.

Seis años más tarde, en enero de 2014, Fiat S.p.A. adquirió Chrysler Group LLC para dar nacimiento a Fiat Chrysler Automobiles (FCA).

Esta operación internacional impactó en nuestro país con la creación de la filial FCA Automobiles Argentina que desde entonces comercializa las tradicionales marcas Chrysler, Dodge, Jeep, Ram, Mopar y SRT.

Notas relacionadas

La historia del Dodge 1500. Ver nota
La historia del Dodge Coronado. Ver nota
La historia del Valiant. Ver nota
La historia del camión Dodge DD-1000. Ver nota