Zunder

Zunder 1500

El Zunder 1500 fue uno de los proyectos más originales del historial automotriz argentino.

Industria del Transporte Automotor SRL (ITA) surgió de la iniciativa de los hermanos Nilson José y Eligio Oscar Bongiovanni, concesionarios de General Motors en Río Cuarto, provincia de Córdoba. El objetivo de la empresa era la producción de un auto mediano y económico de desarrollo nacional.

Para evaluar diferentes alternativas productivas, a fines de los años 50 Nilson Bongiovanni realizó viajes a Europa y Estados Unidos. A su regreso, concluyó que la opción más adecuada era la de producir series bajas con la tecnología del plástico reforzado aplicada en la construcción de la carrocería y equiparlo con motores y transmisiones de serie de marcas reconocidas.

Corazón Porsche

El primer prototipo estuvo concluido en 1959 y llevaba el curioso nombre de Zunder, yesca o chispazo en alemán. Estaba equipado con un motor Porsche de cuatro cilindros y 33 hp, pero los análisis posteriores determinaron que era de escasa potencia y debía ser reemplazado. La alternativa resultó el propulsor Porsche TYP 616/20 de 1500 cc y 58 hp. Este impulsor refrigerado por turbina de aire estaba dispuesto sobre el eje trasero. La transmisión también era de origen Porsche, con una caja de cuatro velocidades totalmente sincronizada y embrague monodisco seco.

Una vez optimizado el prototipo, se construyó en Río Cuarto, sobre un terreno de 60.000 m2, una planta para la producción seriada. El plan original contemplaba una producción anual para 1960 de 200 unidades, cifra que debería crecer paulatinamente hasta alcanzar las 1600 unidades anuales para 1964.

La carrocería tipo sedán presentaba dos puertas de acceso y capacidad para cuatro o cinco pasajeros adultos distribuidos en asientos anatómicos realizados en esponja de plástico y estructura de tubos metálicos extra reforzados.

Su diseño seguía las tendencias estilísticas de fines de los años 50 con parabrisas y lunetas muy envolventes. El frontal presentaba luces duales en cada extremo con una curiosa disposición diagonal. Atrás presentaba un conjunto óptico de tres luces redondas, distribuidas en los vértices de un marco triangular.

La carrocería se montaba sobre un chasis de estructura tubular, de diseño propio, conformado por dos largueros y travesaños. La suspensión delantera era típicamente Porsche con barras de torsión, estabilizador de suspensión y amortiguadores hidráulicos telescópicos. La trasera presentaba un esquema independiente con espirales inclinados regulables y amortiguadores hidráulicos telescópicos. Los frenos eran de accionamiento hidráulico,de campana de aluminio ventilados en las cuatro ruedas.

El proyecto contaba con el aval de Porsche que no solo envió una partida inicial de motores sino que también tuvo un representante oficial, Emil Rupilius, jefe de Proyectos, en la presentación que se hizo del Zunder el 20 de septiembre de 1960 en el elegante Alvear Palace Hotel de Buenos Aires. A pesar de este importante apoyo y del ambicioso plan de producción, solo lograron construirse unas 140 unidades hasta 1963, año en que se abandonó definitivamente el proyecto.

El último intento

Poco antes de su cierre definitivo, Industria del Transporte Automotor SRL desarrolló una nueva versión sobre la misma base mecánica del modelo anterior y una carrocería claramente inspirada en la cupé Volkswagen Kharman Ghia. El resultado fue un interesante deportivo con una carrocería también construida en PRFV. Su desarrollo tenía como objetivo remplazar al modelo anterior y relanzar comercialmente la empresa que se encontraba en una crítica situación económica. Se llegaron a construir solo dos unidades a modo de pre-serie, pero las crecientes dificultades financieras abortaron prematuramente el proyecto, y con él la suerte misma de la empresa.

El último Zunder
El último intento. Con carrocería inspirada en el VW Karmann Ghia y motor Porsche. Solo se hicieron dos ejemplares. Fotos gentileza Ariel Nerboni.