Nic

Nic

En 1966 la empresa Cartrini S.A., productora de tapizados para la industria automotriz, presentó un muy bien logrado prototipo spider denominado Nic. El diseño fue realizado en forma conjunta por el arquitecto Juan Nicolás Casanovas, propietario de la empresa, y el arquitecto y diseñador industrial, Mario Mariño.

Origen Valiant

Los trabajos se iniciaron en 1964 con la elección de la motorización y elementos de transmisión de origen Valiant GT. Luego de varios estudios se decidió ubicar la planta motriz adelante y dotar al vehículo de una carrocería descubierta.

Las medidas finales resultantes fueron: distancia entre ejes: 2390 mm; trocha delantera: 1457 mm; trocha trasera: 1412 mm; largo de la carrocería: 4150 mm; ancho: 1622 mm.
Definidas las medidas se comenzó la construcción de un modelo de yeso que demandó siete meses.

Durante el período de construcción del prototipo visitó Buenos Aires Misha Black, director de Royal Collage of Art de Inglaterra, quien tuvo hacia el proyecto muy elogiosos comentarios.

Alentados por los elogios del diseñador inglés, los constructores avanzaron con el plan y fueron haciendo algunos ajustes. Entre ellos, en la trompa, lo que obligó a remplazar el radiador original. Este cambio y otros demandaron otro año y medio más de trabajo.

El spider nacional se presentó como Nic (apócope de Nicolás). Una vez finalizado, comenzaron las pruebas dinámicas a lo largo de 6000 km y cinco meses con resultados satisfactorios.

Gracias a un logrado reparto de pasos, el prototipo se destacaba por su buena tenida y altas prestaciones: velocidad máxima de 160 km/h con neumáticos comunes y 208 km/h con los de alta performance.

Nic prototipo spider con mecánica Valiant GT
El diseño sobrio y elegante del Nic fue reconocido en la Bienal de diseño de 1967 en Punta del Este.
Un diseño premiado

La carrocería del Nic se construyó en resina poliéster y se montó al chasis a través de 16 puntos de fijación elásticos que evitaban transmitir los efectos de torsión.

El resultado final es una sobria y elegante carrocería con líneas puras y de carácter y un equilibrado reparto de volúmenes. Como corresponde a un auto deportivo, se presentaba desprovisto de ornamentaciones superfluas; los cromados se limitaron a los paragolpes, llantas, manijas y pequeños detalles.

Para mejorar el comportamiento aerodinámico se optó por una cola trunca que alojaba en su panel cuatro ópticas de origen Valiant III. Los faros delanteros fueron retirados de la línea frontal para favorecer su carenado posterior y reducir la resistencia al avance.

El interior, para dos personas, presentaba un instrumental completo con cuentakilómetros, tacómetro, indicador de presión de aceite, combustible, temperatura y amperímetro. Tanto el panel de instrumentos como las puertas estaban acolchados con vinílico. Las butacas de tipo bucket incluían soporte lumbar y un aditamento oscilante en la zona de los muslos, separado del resto, para permitir mayor circulación de aire.
El refinamiento del interior se reforzaba con la inclusión de alfombra de color rojo y detalles de madera en los paneles.

El diseño del Nic fue distinguido con el Gran Premio en la Bienal Internacional de Artes Aplicadas realizada en Punta del este, Uruguay en enero de 1967.

Fuente: Revista Automundo ediciones nº 88 y 91.